CONOCE TU CUERO CABELLUDO

Lo que debemos saber acerca de nuestro cabello y cuero cabelludo

El cuero cabelludo es parte del órgano más extenso del cuerpo humano y es muy rico en glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas y, por ende, en folículos pilosos que en cada ser humano se presentan de manera distinta en cuanto a que estas glándulas secretan  fluidos corporales como sebum, sudor y minerales tales como la sal. Por este motivo,  dependiendo de las particularidades, se debe tratar y limpiar de la manera correcta.

Cuero cabelludo normal

Es aquel que tiene un tiempo de permanencia limpio durante ocho horas seguidas después de haberlo lavado y solo hasta el siguiente día presenta algo de crasitud. Este cuero cabelludo se debe lavar masajeandolo con el shampoo en forma de círculos de manera natural porque las glándulas sebáceas están diseñadas para producir la grasa necesaria y adecuada para humectar la fibra capilar sin excesos ni poquedades. Se recomienda lavarlo dos o tres veces por semana aplicando acondicionador o tratamiento en medios y puntas pero nunca en el cuero cabelludo o raíz del cabello.

Cuero cabelludo graso

Es aquel que presenta grasitud a partir de las dos siguientes horas de haber hecho un lavado natural y al siguiente día la grasa es tal que el cabello en raíz y medios es palpable al tacto y el cabello pierde la forma del peinado dando así un aspecto opaco y pesado. Lo recomendable es lavarlo con un shampoo alto en calmantes como son el mentol y otros productos que calman la glándula sebácea para que esta no produzca tanto cebum   o grasa. También se recomienda usar entre lavado y lavado shampoo seco para no lavarlo tan seguido y generar más grasa, lo mismo que no se debe masajear tanto el cuero cabelludo para no activar de manera inadecuada las glándulas sebáceas. Por último, si vas a utilizar acondicionador o tratamiento debe ser solo en las puntas.

Cuero cabelludo seco

El cuero cabelludo seco tiene la particularidad de mantenerse por mucho tiempo limpio porque sus glándulas sebáceas no producen la grasa suficiente para lubricar de manera correcta el cuero cabelludo y menos la raíz del cabello, por tal motivo, lo más recomendable es utilizar un shampoo alto en nutrientes que permita el manejo adecuado de la fibra capilar, que generalmente se presenta en cabellos crespos y porosos y si no necesita muchos lavados se recomienda una vez a la semana y utilizar tratamientos tanto en cuero cabelludo como en los cabellos.

Existen otras anomalías como son la caspa seca o grasa, la seborrea, descamaciones y muchas otras que no alcanzo a nombrar en este blog así que lo más aconsejable es consultar con el técnico capilar quien te guiará de manera adecuada y te aconsejara los productos y tratamientos para tu caso en particular.